El monumento a la guerra -en el fondo- y su comentario -en primer plano-. El conjunto está en Hamburgo, cerca de la estación de Dammtor, entre Dammtor y Stephansplatz

Das Kriegerdenkmal -im Hintergrund- und sein Kommentar -im Vordergrund- Das Ensemble befindet sich in Hamburg, auf halber Strecke zwischen Bahnhof Dammtor und Stephansplatz

 

 

“Alemania debe vivir aunque nosotros tengamos que morir” El bloque al batallón hamburgués de infantería 76. 1936
“Deutschland muss leben und wenn wir sterben müssen”  Denkmal für das Hamburger Infanterieregiment 76. 1936

 

 

La juventud en los cafés cantaba y bebía. Después fue con gusto a la guerra -según Hermann Hesse-
 
Die Jugend trank und lachte in den Cafés. Später zog sie gerne in den Krieg -frei nach Hermann Hesse-

 

La advertencia contra la guerra -1985-
Das Mahnmal gegen den Krieg -1985-

 

La cruz gamada rota está ahora sobre el muro y viene a descansar sobre un torso de Tormenta de Fuego en Hamburgo.  El muro y la figura humana tal vez ya muerta -en primer plano-  son Persecución y resistencia
.
Das gebrochene Hakenkreuz ragt jetzt über die Mauer und ruht auf einem Torso von Hamburger Feuersturm. Im Vordergrund die möglicherweise tote menschliche Figur und die Mauer selbst sind Verfolgung und Widerstand

 

 

 

Persecución y resistencia -vista posterior-
Verfolgung und Widerstand -Rückansicht-

 En Tormenta de Fuego en Hamburgo la población civil sufre las consecuencias de la guerra
 
In Hamburger Feuersturm erleidet die Zivilbevölkerung die Folgen des Krieges

 

 

(Klicken Sie auf das Foto. Danach können Sie es mit Strg und + vergrössern)

Después de la primera guerra mundial el senado hamburgués decidió que en la ciudad no habría un “lugar de conmemoración de los héroes” pero sí un momumento central a los caídos en la guerra. En la Plaza del Consejo -Rathausmarkt- se erigió en 1932 un alto monolito de Ernst Barlach con la representación de una madre sufriente con niño. La inscripción decía: “Cuarentamil hijos de la ciudad dejaron su vida por vosotros”.
Este monumento no les fue suficiente a los círculos nacionalistas. Después de la toma del poder de los nacionalsocialistas se abrió un concurso para erigir un monumento al batallón hamburgués de infanteria 76. Los participantes deberían ser “arquitectos y escultores alemanes ários”. El senado nacionalsocialista aprobó el plan para un bloque presentado por Ricardo Kuöhl. Soldados marchando en uniforme rodean todo el bloque. Las inscripciones dicen: “Alemania debe vivir aunque todos nosotros tengamos que morir” y “Los grandes hechos del pasado son las columnas del futuro”. El bloque de Kuöhl muestra ya la propaganda nazi preparando la segunda guerra mundial. El 15 de marzo fue inaugurado el bloque con un desfile militar. Erróneamente interpretado como monumento a los caídos en la primera guerra mundial, fue complementado en 1957 con una placa a los caídos en la segunda guerra mundial.
Después de 1945 se exigió varias veces destruir el monumento porque representaba una glorificación del militarismo y de la muerte heróica. El senado decidió conservar el monumento como testimonio del pasado, pero hacerle un comentario. Por recomendación de la Comisión Hamburguesa de Arte se encargó al escultor vienés Alfred Hrdlicka “con un rediseño del lugar que convierta la glorificación de la guerra en una advertencia contra ella”.
El plan de Hrdlicka contrasta el bloque del batallón 76 con una cruz gamada partida que debía indicar la partición en cuatro de un monumento abierto. Las partes irían apareciendo con el tiempo y tematizarián la segunda guerra mundial: “La tormenta de fuego hamburguesa” [el bombardeo de Hamburgo por los ingleses], “Persecución y resistencia”, “Muerte de los soldados”, “Imagen de la mujer y fascismo”. A los cuarenta años del fin de la guerra se inauguró el 8 de mayo de 1985  “La tormenta de fuego hamburguesa”, el 29 de septiembre de 1986 “Debacle de prisioneros de campos de concentración”. Solo estas dos partes fueron realizadas.

 

 

 

Artículos Similares | Ähnliche Artikel

Compartir | Teilen

About Author

(1) Comentario | Kommentar

  1. ¡Muy interesante reflexión! Más de una vez me he encontrado en la situación de que mi hijo pregunte sobre el significado de esculturas y monumentos y, en verdad, en Hamburgo (creo que en Alemania en general) se encuentran muchos dedicados a la guerra. Y no es una fácil tarea tratar de hacer entender por qué hubo tantas guerras y tantos muertos y tampoco explicar que hoy en día hay muchas guerras que nos tocan de cerca pese a que no estén visibles.

Hinterlasse einen Kommentar zu Moxi Beidenegl Antworten abbrechen

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind markiert *

*

Du kannst folgende HTML-Tags benutzen: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>