▷  ◁Lecturas y observaciones en el afuera del adentro y en el adentro del afuera. Ojalá, primer trimestre de 2022, Hamburgo.  mic

◁ Lektüren und Beobachtungen im Äußeren des Inneren und im Inneren des Äußeren. Ojalá, erstes Quartal 2022, Hamburg. mic. In Ausländerdeutsch.

 

1.

 

 

 

Leo en el metro un artículo que una mujer alemana me muestra sin saber: En Alemania, en Schwerin, un bombero voluntario ha incendiado la casa en la que vivían catorce personas ucranianas refugiadas y tres asistentes –probablemente alemanes-. Dias antes habían aparecido en la puerta de la casa cruces esvásticas pintadas, el temido símbolo nazi. El voluntario mismo ayudó a apagar el incendio. Nadie resultó herido. Cuatro semanas  después del atentado ha sido capturado el autor. La policía piensa que no hay relación entre las esvásticas y el atentado y supone que no hubo un motivo político para la acción porque el autor lo niega. Hay que releerlo para creerlo. Las instituciones del país siguen produciendo casos – son centenares de miles – de negación de  la xenofobia. Parece que una parte de la población niega sus inclinaciones xenofóbicas. Se tapa el sol con las manos. Cada vez que se lee algo así en los periódicos parece convincente la redacción … hasta que se piensa en toda la gente que ha muerto en atentados así (alemanes contra refugiados), en la manera en la que en cada caso las autoridades negaron la motivación xenofóbica-política y en lo que se sabe de la historia de este país.
In der U-Bahn lese ich einen Artikel, den mir eine deutsche Frau zeigt, ohne es zu wissen: In Deutschland, in Schwerin, hat ein freiwilliger Feuerwehrmann das Haus in Brand gesetzt, in dem vierzehn ukrainische Flüchtlinge und drei Helfer – wahrscheinlich Deutsche – wohnten. Einige Tage zuvor waren Hakenkreuze, das gefürchtete Nazi-Symbol, auf die Tür des Hauses gemalt worden. Der Freiwillige selbst half, das Feuer zu löschen. Es wurde niemand verletzt. Vier Wochen nach dem Anschlag wurde der Täter gefasst. Die Polizei geht davon aus, dass es keinen Zusammenhang zwischen den Hakenkreuzen und dem Anschlag gibt und dass es kein politisches Motiv für die Tat gab, da der Täter dies abstreitet. Man  muss es noch einmal lesen, um es zu glauben. Die Institutionen des Landes produzieren weiterhin Hunderttausende von Fällen, in denen Fremdenfeindlichkeit geleugnet wird. Es scheint, dass ein Teil der Bevölkerung seine fremdenfeindlichen Neigungen verleugnet. Sie bedecken die Sonne mit ihren Händen. Jedes Mal, wenn man so etwas in der Zeitung liest, wirkt die Formulierung überzeugend … bis man an all die Menschen denkt, die bei solchen Angriffen (Deutsche gegen Flüchtlinge) ums Leben gekommen sind, an die Art und Weise, wie die Behörden in jedem einzelnen Fall die fremdenfeindlich-politische Motivation geleugnet haben und an das, was über die Geschichte dieses Landes bekannt ist.

2.

Eine Kriegerin posiert. Una guerrera posa.

Hay una enorme cantidad de mujeres ucranianas posando para fotógrafos en Italia y Alemania. Es de suponer que son mujeres que han abandonado su país debido a la “operación militar especial” y buscan por todos los medios un trabajo o por lo menos un ingreso ocasional. Lindos cuerpos, caras serias, bikinis de contener la respiración. Las fotos aparecen en dos “redes sociales” todos los dias, les dan vida a los diferentes grupos de fotógrafos que publican Portraits. La foto de “Olga” es una decidida desviación de la regla. Militar o miliciana “Olga” está en guerra y ha  accedido a ser fotografiada. Adivino en la foto más una intención erótica que de información sobre las actividades bélicas. Vaya uno a saber. ¿Qué bandera es aquella en el brazo?
Es gibt eine große Anzahl ukrainischer Frauen, die in Italien und Deutschland für Fotografen posieren. Vermutlich handelt es sich um Frauen, die ihr Land wegen der “besonderen Militäroperation” verlassen haben und auf der Suche nach einer Arbeit oder zumindest einem gelegentlichen Einkommen sind. Schöne Körper, ernste Gesichter, atemberaubende Bikinis. Die Fotos erscheinen jeden Tag in zwei “sozialen Netzwerken” und erwecken die verschiedenen Gruppen von Fotografen, die Portraits veröffentlichen, zum Leben. Das Foto von “Olga” ist eine entschiedene Abweichung von der Regel. Ob Militär oder die Milizionärin “Olga” befindet sich im Krieg und hat sich bereit erklärt, fotografiert zu werden. Ich vermute, das Foto ist eher erotisch gemeint als über Kriegsaktivitäten informativ. Wer weiß. Was für eine Flagge trägt sie da am Arm?

3.

La obscenidad en la celebración. Die Obszönität bei der Feier

Dos celebraciones momentos y dias después del final del campeonato del mundo de balompié. El arquero de uno de los equipos (ha sido apodado ya por algunos “pedazo-de-mierda”) tiene un momento que habría que interpretar freudianemante –piensa quien publica la foto-. Un hombre árabe lo mira impasible, como quien mira algo muy conocido y  que no importa nada. En la otra foto la muchedumbre sale a celebrar el regreso de uno de esos equipos que por un momento parecen ser la nación.
Momente und Tage nach dem Ende der Fußballweltmeisterschaft wird gefeiert. Der Torhüter einer der Mannschaften (er wurde bereits von einigen als “Scheißkerl” bezeichnet) hat einen Moment, der auf freudsche Weise interpretiert werden sollte, meint derjenige, der das viel veröffentlichte Foto postet. Ein arabischer Mann schaut dem Torwart teilnahmslos zu, als würde er etwas betrachten, das sehr bekannt ist überhaupt keine Rolle spielt. Auf dem anderen Foto feiert die Menge die Rückkehr einer der Mannschaften, die für einen Moment die Nation zu sein scheinen.

Die marrokanische Mannschaft wird in ihrem Land gefeiert. El equipo marroquí es recibido en su país.

 

4.

Un ratón de cosecha duerme en una flor. Eine Erntemaus schläft in einer Blume.

Los „ratones de la cosecha“ son comunes en algunas regiones. Un fotógrafo ha captado algunos instantes especialmente atractivos. En una imagen así se condensa todo lo que puede haber de proyección antropomórfica de ternura y belleza. Para el ratón mismo –que ha buscado de manera muy racional la cama más blanda, cálida y accesible- el momento es de susto.

Die “Erntemäuse” sind in einigen Regionen weit verbreitet. Ein Fotograf hat einige besonders schöne Momente eingefangen. In einem solchen Bild verdichtet sich alles, was es an anthropomorpher Projektion von Zärtlichkeit und Schönheit geben kann. Für die Maus selbst – die sich ganz rational das weichste, wärmste und zugänglichste Bett gesucht hat – ist es ein Moment des Schreckens.

 

5.

Eine Tennsispielerin hat ihre Tage. Una tenista tiene la regla.

Públicamente no es sabido que la tenista Maria Sharapova haya sido partidaria de lo que actualmente se llama „la naturalización de la menstruación”. Evidentemente ella no tiene nada en contra de que la foto aparezca en sus “redes sociales”. En los últimos dos años ha habido en Hamburgo un número creciente de actividades de mujeres que quieren la naturalización de la regla: exigen que se convierta en normalidad que las mujeres puedan no ir a trabajar cuando “tienen sus dias” y proponen que se introduzca al derecho laboral la posibilidad de pedir una “licencia de menstruación”. Ya desde hace por lo menos 25 años  se ven en los baños en Hamburgo tampones y toallas sanitarias; la publicidad de estos dos productos es común en televisión desde hace todavía más tiempo. Últimamente han sido otra vez deportistas las que han llamado la atención sobre el tema: las futbolistas de la selección nacional inglesa no quieren que la pantaloneta del uniforme sea blanca porque no les gustaría que las fotografiaran en un momento como el de la Sharapova. ¿Cuál es el límite de la naturalización? Parece que entre mujeres no hay un acuerdo.

 

Es ist nicht öffentlich bekannt, dass die Tennisspielerin Maria Sharapova eine Befürworterin dessen ist, was derzeit als “Naturalisierung der Menstruation” bezeichnet wird. Sie hat offensichtlich nichts dagegen, dass dieses Foto von ihr in den “sozialen Netzwerken” auftaucht. In den letzten zwei Jahren gab es in Hamburg immer mehr Aktivitäten von Frauen, die die Naturalisierung der Menstruation fordern: Sie fordern, dass es normal werden sollte, dass Frauen nicht zur Arbeit gehen, wenn sie “ihre Tage haben” und schlagen vor, die Möglichkeit, “Menstruationsurlaub” zu beantragen, in das Arbeitsrecht aufzunehmen. Seit mindestens 25 Jahren sieht man in Hamburg Tampons und Binden auf den Toiletten, noch länger ist die Werbung für diese beiden Produkte im Fernsehen präsent. In jüngster Zeit sind es wieder Sportlerinnen, die auf das Thema aufmerksam machen: Die Fußballerinnen der englischen Nationalmannschaft wollen nicht, dass ihre Trikots weiß sind, weil sie nicht in einem Moment wie dem von Scharapowa fotografiert werden möchten. Es scheint, dass es unter den Frauen keine Einigkeit gibt.

6. (solo en español)

Leo en „Otra vida por vivir“ de Theodor Kallifatides:
„Lo mismo había ocurrido con muchas otras cosas en mi vida. Hacía lo que hacía no solo porque así lo deseaba, sino porque alguien más lo había hecho y lo había escrito. La literatura había dado forma a mi vida casi tanto como las condiciones políticas y económicas de mi época. Sólo que antes yo no me daba cuenta. Lo mismo ocurría con el gran “si” de la migración. Me fui no solo porque no encontraba trabajo o porque la presión política era severa, sino porque el hombre que se va, que quema las naves, es alguien muy común. Como aquel que vuelve o aquel que no olvida” (página 18).
El emigrante griego que ha vivido tanto tiempo en Suecia está dándole vueltas a lo que llama >el “si” de la migración<: si no hubiera salido de mi país … En una de esas llega a esto:
“A veces, en el momento de decir o hacer algo, me he sorprendido deseoso de tener un espejo para ver si lo que he dicho o hecho es correcto. Quizá finalmente ese “si” sea el precio más alto de la emigración. Está siempre ahí. Pero te coge desprevenido, te alcanza como una bala perdida. Puede ser cuando te inclinas a besar a tu hijo, o cuando estás tendiendo tu cama, o cuando te encuentras solo en una ciudad extraña, en París, por ejemplo, y de pronto te llega el susurro de las moreras de la plaza Gyzi en Atenas. Y sabes que quizás hayas vivido una vida equivocada. Pero nada puedes hacer. Sólo esperar el momento en que la vida que vives cobre más presencia que la vida que no viviste.” (página 20).
Esperar el momento en que cobre más presencia lo que vives que lo que lamentas, que lo que añoras, en fin, que lo que imaginas. El espíritu, inconstante como es, llega una y otra vez de nuevo al momento en el que es más importante lo que vives efectivamente. Más importante: más abrazador, abrasador, inclusivo, involucrante. Solo hay que “esperar el momento” y la presencia de lo que existe nos aleja de cualquier nostalgia o esperanza. iQué sobriedad!
Y más adelante: 

 

“ (…) La emigración es una especie de suicidio parcial. No mueres, pero muchas cosas mueren dentro de ti. Entre otras, tu lengua. Por eso me siento más orgulloso de no haber perdido mi griego después de haber vivido cincuenta y cinco años en Suecia, que de haber aprendido el sueco tan bien como lo he aprendido. Lo segundo fue obra de la necesidad, pero lo primero es un acto de amor. Una victoria contra el olvido y la indiferencia.

 

En su momento tomé la decisión de abandonar todo, no de olvidarlo. Grecia y el griego me hacían cada vez más falta. Había guardado en un cajón varias cartas que me había enviado María, mi último amor en Grecia. Las sacaba y las leía lenta, muy lentamente, no para recordar nuestra juventud o porque ella hubiese colocado una bomba sin fecha de caducidad en mi cerebro, sino para deleitarme con su griego. “Vuelve, tenemos todavía muchos paseos por dar”, me dijo en una ocasión, cuando ya no éramos amantes sino algo más valioso. Simplemente buenos amigos. Leía sus cartas para saborear mi lengua. Cuando todos los otros pesares ya habían cedido, el pesar por mi lengua permanecía, haciéndose cada vez más grande (…)” (páginas 73 y 74)

Puedo entender que Theodor Kallifatides sienta pesar al presentir que podría perder la facilidad espontánea en su lengua –vocabulario, estructuras, flores retóricas …-. Él habla del griego, de una lengua autóctona y autónoma que él aprendió sabiéndola ligada a una historia de seres como él. Con el español hablado en Colombia nunca me pasó algo así. Desde la escuela primaria supe que se empezó a hablar solo después de que pasaron horribles cosas. Me es más bien indiferente. Extraño, sí, la comodidad en el momento de buscar la expresión. Es al fin y al cabo la lengua en la que fui niño. Pero aquí importante es Kallifatides. Más todavía encierra “Otra vida por vivir”, este reciente libro del hombre griego de 77 años que nota que en una época de su vida la respuesta al “qué hacer” fue “irme” y ahora es frecuentemente “volver”.

 

**

 

 

 

Artículos Similares | Ähnliche Artikel

Compartir | Teilen

About Author

(0) Comentario | Kommentar

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.

das war leider nicht korrekt