De cuando …
…la guerra se convierte en la paz,
… los conceptos y las realidades son puestos de cabeza,
… la ficción se hace la verdad y la verdad se hace la ficción,
…la agenda militar global es anunciada como un esfuerzo humanitario,
…la matanza de civiles es presentada como „daño colateral“,
…los que resisten la invasión dirigida por EE.UU.-OTAN contra su patria son clasificados como „insurgentes“ o „terroristas“,
…la guerra nuclear preventiva (preemptive) es presentada como autodefensa,
…la tortura avanzada y las técnicas de „interrogación“ son utilizadas rutinariamente para „proteger operaciones preservadoras de la paz“,
…las armas nucleares tácticas son anunciadas por el Pentágono como „inocuas para la población civil circundante“,
…las tres cuartas partes de las rentas federales personales del impuesto a las ganancias de EE.UU. son asignadas al financiamiento de la eufemísticamente llamada „defensa nacional“,
…el Comandante en Jefe de la fuerza militar más grande en el planeta Tierra es presentado como un pacificador global,
…la Mentira se convierte en la Verdad.

Die Verleihung des Friedensnobelpreises an Barack Obama rechtfertigt die illegalen Kriegspraktiken, die militärische Besatzung fremder Länder und die unerbittliche Tötung von Zivilisten im Namen der Demokratie.

Die Verleihung des Friedensnobelpreises an den Präsidenten Barack Obama ist Bestandteil der Werbemaschinerie des Pentagons geworden. Der Nobelpreis verleiht den Besatzern ein menschliches Antlitz und trägt zur Verteufelung derer bei, die gegen die militärische US-Intervention Widerstand leisten.

Der eigentliche Zweck ist es, die BürgerInnen ruhigzustellen, das gesellschaftliche Leben in den USA zu entpolitisieren und die Menschen daran zu hindern, begrifflich zu denken, die Fakten zu analysieren und die Legitimität des von den USA/ der NATO geführten Krieges infrage zu stellen.


Selección y traducción al español de Ignacio Mendez.
El autor es Michel Chossudovsky.
El texto apareció originalmente en inglés en
www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=15622 Global Research, October 11, 2009.

Auswahl und spanische Version von Ignacio Mendez.
Der Autor ist Michel Chossudovsky.
Der Text erschien ursprünglich in englischer Version in www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=15622 Global Research, October 11, 2009


La „Guerra Sin Fronteras“ de Obama

Somos la encrucijada de la crisis más grave en la historia moderna. Los EE.UU., en asociación con la OTAN e Israel, han lanzado una aventura militar global que realmente amenaza el futuro de la humanidad.

En esta coyuntura crítica en nuestra historia, la decisión del Comité Nobel noruego de conceder el Premio Nobel de la Paz al Presidente y Comandante en Jefe de los EE.UU, Barack Obama constituye un instrumento real de propaganda y distorsión que apoya incondicionalmente la „Guerra Larga“ del Pentágono: „Una Guerra sin Fronteras“ en el sentido verdadero de la palabra, caracterizado por el despliegue universal del poderío del ejército de EE.UU..
Además de la retórica diplomática, no ha habido una modificación significativa de la política exterior de EE.UU. en relación a la presidencia de George W. Bush, que podría haber justificado la concesión en forma siquiera remota del Premio Nobel a Obama. De hecho sucedió lo contrario. La agenda militar de Obama ha procurado extender la guerra hacia nuevas fronteras. Con un nuevo equipo de asesores militares y de política exterior, la agenda de guerra de Obama ha sido mucho más eficaz en fomentar una escalada militar que la formulada por los neoconservadores.

Desde el comienzo mismo de la presidencia de Obama, este proyecto militar global ha llegado a ser cada vez más omnipresente, con el refuerzo de la presencia militar de EE.UU. en todas las principales regiones del mundo y el desarrollo de nuevos sistemas avanzados de armas en una escala sin precedentes.

La concesión del Premio Nobel de la Paz a Barack Obama da legitimidad a las prácticas ilegales de la guerra, a la ocupación militar de tierras extranjeras, a las matanzas implacables de civiles en el nombre de la „democracia“.

Tanto la administración de Obama y la OTAN amenazan directamente a Rusia, China e Irán. Los EE.UU. bajo Obama están desarrollando lo que llaman el „Sistema Global de Escudos de Misiles para un Primer Ataque“:

„… Junto con el armamento espacial, el láser aerotransportado es el próximo objetivo de defensa“. … Nunca ha estado el sueño de Ronald Reagan de defensas antimisiles en capas – Star Wars, en resumen – tan cerca, al menos tecnológicamente, de realizarse.
Como reacción a esta consolidación, modernización y mejora del potencial de ataque nuclear global norteamericano, dijo el pasado 11 de agosto Alexander Zelin, Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Rusia, el mismo citado anteriormente sobre la amenaza de ataques de EE.UU. desde el espacio a toda su nación , que „la Fuerza Aérea de Rusia se está preparando para enfrentar las amenazas derivadas de la creación del Comando de Ataque Global de la Fuerza Aérea de EE.UU.“ y que Rusia está desarrollando „sistemas apropiados para enfrentar las amenazas que puedan surgir“. (En “Rick Rozoff, “La contienda con Rusia y China: EE.UU. adelanta el Sistema Global de Escudos de Misiles para un Primer Ataque”, Global Research, 19 de agosto de 2009).

En ningún momento desde la crisis de los misiles de Cuba ha estado el mundo más cerca de lo impensable: un escenario de tercera Guerra Mundial, un conflicto militar mundial que implique el uso de armas nucleares.

1. La iniciativa del llamado Escudo de Defensa Antimisiles o “Star Wars”, que implica la utilización de un primer ataque con armas nucleares, va a ser desarrollado a nivel mundial en diferentes regiones del mundo. El escudo antimisiles está en gran parte dirigido contra Rusia, China, Irán y Corea del Norte.
2. En EE.UU. han sido creadas nuevas bases militares con miras tanto a establecer esferas de influencia de EE.UU. en cada región del mundo como para rodear y confrontar a Rusia y China.
3. Ha habido una escalada en la guerra de Medio Oriente – Asia Central. El presupuesto de „defensa“ bajo Obama ha aumentado en espiral, con asignaciones tanto para Afganistán como para Irak.
4. Bajo las órdenes del presidente Obama actuando como Comandante en Jefe, Pakistán es ahora el objeto de rutinarios bombardeos aéreos que violan su soberanía territorial, utilizando „la Guerra Global contra el Terrorismo“ como justificación.
5. Se prevé la construcción de nuevas bases militares en América Latina, incluyendo a Colombia, con frontera inmediata con Venezuela.
6. Ha habido un aumento de la ayuda militar a Israel. La presidencia de Obama ha expresado su apoyo inflexible a Israel y al ejército israelí. Obama se ha mantenido callado sobre las atrocidades cometidas por Israel en Gaza. Ni siquiera ha presentado una apariencia de renovación de las negociaciones palestino-israelíes.
7. 7. Ha habido un refuerzo de los nuevos comandos regionales, incluídos AFRICOM y SOUTHCOM.
8. Se ha dirigido una nueva ronda de amenazas contra Irán.
9. Los EE.UU. están decididos a fomentar divisiones adicionales entre Pakistán e India, que podrían llevar a una guerra regional, así como a utilizar el arsenal nuclear de la India como medio indirecto para amenazar a China.

La naturaleza diabólica de este proyecto militar fue esbozada en el Proyecto del 2000 para un Nuevo Siglo Norteamericano (PNAC: Proyect for a New American Century). Los objetivos declarados del PNAC son:

● defender la patria norteamericana;
● combatir y ganar decisivamente múltiples y simultáneas guerras en escenarios importantes;
● ejercer el poder de policía asociado a la configuración de un entorno de seguridad en regiones críticas;
● transformar las fuerzas de EE.UU. para explotar la „revolución en asuntos militares“ (En “PNAC, Reconstruyendo las Defensas de América, septiembre del 2000”);

La „Revolución en Asuntos Militares“ se refiere al desarrollo de nuevos sistemas avanzados de armas. La militarización del espacio, armas químicas y biológicas avanzadas, misiles guiados por láser sofisticados, bombas anti-bunker, sin hablar del programa de guerra climática de la Fuerza Aérea de EE.UU. (HAARP), con sede en Gokona, Alaska, todo parte del „arsenal humanitario“ de Obama.

La guerra contra la Verdad
Esta es una guerra contra la verdad. Cuando la guerra se convierte en la paz, el mundo está al revés. La conceptualización ya no es posible. Un sistema social inquisitorial emerge.

La comprensión fundamental de los acontecimientos sociales y políticos se sustituye por un mundo de fantasía pura donde hay „Estados canallas“ al acecho. El objetivo de la „Guerra Global contra el Terrorismo“, que ha sido plenamente respaldada por la administración de Obama, ha sido la de movilizar el apoyo público para una campaña mundial contra la herejía.

A los ojos de la opinión pública, poseer una „causa justa“ para librar la guerra es primordial. Se dice que una guerra es „justa“ si se emprende por motivos morales, religiosos o éticos. El consenso es promover la guerra. La gente ya no puede pensar por sí misma. Acepta la autoridad y la sabiduría del orden social establecido.

El Comité Nobel dice que el presidente Obama ha dado al mundo „…la esperanza de un futuro mejor…“. El premio es otorgado a Obama por „… los esfuerzos extraordinarios para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos. El Comité ha dado gran importancia a la visión de Obama de trabajar por un mundo sin armas nucleares“. …
Su diplomacia se basa en el concepto de que los que están a la cabeza del mundo deben hacerlo sobre la base de valores y actitudes que son compartidas por la mayoría de la población mundial (En “Nobel Press”, 9 de octubre del 2009).

La concesión del premio „Nobel de la Paz“ al presidente Barack Obama se ha convertido en parte integral de la máquina de propaganda del Pentágono. Proporciona una cara humana a los invasores, y refuerza la demonización de quienes se oponen a la intervención militar de EE.UU..
La decisión de conceder a Obama el Premio Nobel de la Paz fue sin duda cuidadosamente negociada con el Comité Noruego en los más altos niveles del gobierno de EE.UU. y tiene implicaciones de largo alcance.
Confirma de manera inequívoca que los EE.UU. condujeron la guerra como una „causa justa“. Borra los crímenes de guerra cometidos tanto por las administraciones de Bush como de Obama.

La propaganda de guerra: Jus ad Bellum
La teoría de la „guerra justa“ sirve para camuflar la naturaleza de la política exterior de EE.UU. mientras proporciona una cara humana a los invasores.
Tanto en su versión clásica como contemporánea, la teoría de la „guerra justa“ defiende a la guerra como una „operación humanitaria“. Hace un llamado a la intervención militar por razones éticas y morales contra „insurgentes“, „terroristas“, „Estados canallas o fracasados“. La „guerra justa“ ha sido anunciada por el Comité del Nobel como un instrumento de paz. Obama personifica a la „guerra justa“.

Enseñada en academias militares de EE.UU., esta versión moderna de la teoría de la „guerra justa“, ha sido incorporada en la doctrina militar de EE.UU.. La „guerra contra el terrorismo“ y la noción de „prevención“ se basan en el derecho de „defensa propia“. Define „cuándo es lícito hacer la guerra“: jus ad bellum. Este principio ha servido para construir un consenso dentro de las estructuras de mando de las Fuerzas Armadas. También ha servido para convencer a las tropas de que están luchando por una „causa justa“.

La teoría de la „guerra justa“ en su versión moderna es una parte integral de la propaganda de guerra y desinformación de los medios aplicados para obtener el apoyo público para una agenda de guerra.

Bajo Obama como Premio Nobel de la Paz la guerra justa se convierte en universalmente aceptada, confirmada por la llamada comunidad internacional.

El objetivo último es someter a los ciudadanos, despolitizar totalmente la vida social en los Estados Unidos, impedir que la gente pueda pensar y conceptualizar, analizar los hechos y cuestionar la legitimidad de la guerra dirigida por EE.UU./OTAN.

La guerra se convierte en paz, un „compromiso humanitario“ valedero y la disidencia pacífica se convierte en herejía.

La escalada militar cobra rostro humano. La Comisión del Nobel le otorga la „luz verde“.
Más significativamente, el premio Nobel de la Paz otorga legitimidad a una escalada sin precedentes de las operaciones militares de los EE.UU. y la OTAN bajo la bandera de la paz. Contribuye a falsificar la naturaleza del programa militar de EE.UU. y la OTAN.
Bajo bandera de paz serán enviadas a Afganistán entre 40.000 y 60.000 tropas adicionales de EE.UU. y sus aliados. El 8 de octubre, un día antes de la decisión del Comité Nobel, el Congreso de EE.UU. concedió a Obama una autorización de 680 mil millones de dólares, que están previstos para financiar el proceso de escalada militar:

„…Washington y sus aliados de la OTAN tienen previsto un aumento sin precedentes de tropas para la guerra en Afganistán, sin contar las 17.000 nuevas tropas estadounidenses y las otras tantas miles pertenecientes a la OTAN que han sido agregadas en la guerra en lo que va del año…“. El número, basado en los informes aún sin respaldo de lo que el comandante de EE.UU. y la OTAN Stanley McChrystal y el presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor Michael Mullen han exigido de la Casa Blanca, es de 10.000 a 45.000. Fox News ha citado cifras tan altas como 45.000 soldados estadounidenses y ABC News hasta 40.000. El 15 de septiembre el Christian Science Monitor escribió „…tal vez sean hasta 45.000…“.

La similitud en las estimaciones indican un acuerdo y los medios de comunicación obedientes de los Estados Unidos están preparando a la audiencia nacional para posibilitar la mayor escalada de fuerzas armadas extranjeras en la historia de Afganistán. Hace sólo siete años, Estados Unidos contaba con 5.000 soldados en el país, pero está lista para recibir 68.000 hacia diciembre, incluso antes de que los informes de los nuevos despliegues salieran a la superficie (En Rick Rozoff, “EE.UU.-OTAN preparados para la guerra más grande de la historia de Afganistán”. Global Research, 24 de septiembre de 2009).

Pocas horas después de la decisión del Comité Nobel noruego, Obama se reunió con el Consejo de Guerra, al que mejor deberíamos llamar el „Consejo de Paz“. Esta reunión había sido cuidadosamente programada para coincidir con la del Comité Nobel de Noruega.

Esta importante reunión a puertas cerradas en la Sala de Situación de la Casa Blanca incluyó al vicepresidente Joe Biden, la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, el secretario de Defensa Robert Gates, y los principales asesores políticos y militares. El general Stanley McChrystal participó en la reunión por videoconferencia desde Kabul. Se dice que McChrystal ofreció al Comandante en Jefe „varias alternativas“ incluyendo una „inyección máxima de 60.000 soldados adicionales“. La cifra de 60.000 fue citada a raíz de una fuga del The Wall Street Journal (En AFP, “Después del guiño del Nobel, Obama convoca al consejo de guerra de Afganistán”, 9 de octubre del 2009).

„…El presidente tuvo una conversación sólida sobre la seguridad y los desafíos políticos en Afganistán y las opciones para construir un enfoque estratégico de cara al futuro“, según un funcionario de la administración …”. (citado en AFP: “Después del guiño del Nobel, Obama convoca al consejo de guerra de Afganistán”, 9 de octubre de 2009).

El Comité del Nobel había dado en un sentido luz verde a Obama. La reunión del 9 de octubre en la Sala de Situación tuvo como objeto establecer las bases para una mayor escalada del conflicto bajo la bandera de la contrainsurgencia y la construcción de la democracia.

Mientras tanto, en el curso de los últimos meses, las fuerzas de EE.UU. han intensificado sus bombardeos aéreos en las comunidades rurales de las zonas tribales del norte de Pakistán, bajo la bandera de la lucha contra Al Qaeda.

Artículos Similares | Ähnliche Artikel

Compartir | Teilen

About Author

(0) Comentario | Kommentar

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.

*